¿que tipo de soñador eres tu?
DESARROLLO PERSONAL

5 TIPOS DE SOÑADORES

Todo el mundo tiene sueños, pero no todo mundo sueña de la misma manera, por esa razón hay diferentes tipos de soñadores. Las personas que tienen sueños modestos siempre vivirán como gente pequeña. Hay que pensar y soñar en grande.

TE PUEDE INTERESAR 10 COSAS QUE ES NECESARIO HACER ANTES DE LOS 30

TIPOS DE SOÑADORES

1.-QUIENES SUEÑAN EN EL PASADO

personas que sueñan en el pasado

Estos tipos de soñadores son las personas que consideran que sus grandes logros están atrás. Te contarán historias de sus días en la universidad o en el ejército; te hablarán de sus días de fútbol universitario o de la vida que tuvieron al crecer en una granja. Pero si tratas de hablar con ellos acerca del futuro, lo más seguro es que solo sacudan la cabeza y digan: “Ah, el mundo se fue al diablo”.

Si los sueños de una persona están en el paso, entonces su vida se acabó. Tal vez no esté muerta, pero no estará del todo viva. Para que recupere la existencia, es necesario que aprenda a soñar en el presente.

2.- QUIENES SOLO TIENEN SUEÑOS PEQUEÑOS

tipos de soñadores

Algunas personas se limitan a sí mismas por medio de sueños pequeños porque ésa es la única manera en que sienten confianza en que los alcanzarán. Lo más irónico es que, aunque sepan que pueden cumplir sus sueños, por lo general no lo hacen. ¿Por qué? ¡Quién sabe! Tal vez porque saben que, si los lograran, entonces ya no les quedaría nada por que vivir, a menos de que, se desafiaran a sí mismas a crear sueños más grandes.

En otras palabras, prefieren vivir en pequeño, que enfrentar los riesgos y la emoción de vivir en grande. Más adelante en la vida, los escucharas decir: “Sabes, debí haberlo hecho hace años, pero nunca se dio la oportunidad”.

Este tipo de soñadores son los más peligrosos, viven como tortugas, agazapados en sus silenciosas y acolchonadas habitaciones. Si tocas en su caparazón y te asomas, podrían sacar la cabeza con rapidez y morderte.

La lección es: deja que las tortugas soñadoras sigan haciendo lo suyo. La mayoría no irá a ningún lado, y eso parece estar bien para ellas.

3.- QUIENES ALCANZAN UN SUEÑO Y CONTINUAN VIVIENDO ABURRIDOS

En una ocasión, un amigo me dijo: “Hace veinte años soñaba en convertirme en doctor, así que lo hice. Y disfruto de ser doctor, pero ahora estoy aburrido con la vida. Creo que me hace falta algo.”

Por lo general, el aburrimiento es señal de que ha llegado el momento de tener un sueño nuevo. Hay muchas personas que trabajan en las profesiones que soñaron en la preparatoria. El problema es que salieron de la preparatoria hace muchos años, y ya es hora de una nueva aventura.

4.- QUIENES TIENEN SUEÑOS GRANDES, PERO NO CUENTAN CON UN PLAN PARA ALCANZARLOS Y, POR ESO, TERMINAN CON NADA.

tipo de soñadores 4

Creo que todos conocemos a alguien en esta categoría. Estas personas dicen: “Acabo de tener una gran idea. Déjame contarte mi nuevo plan.” O: “En esta ocasión todo será diferente.” O: “Voy a darle vuelta a la hoja.” O: “Voy a trabajar con más esfuerzos, pagar mis deudas e invertir.” O: “Acabo de escuchar sobre una nueva empresa que llego a la ciudad, y que busca a alguien con mi perfil. Ésta podría ser mi gran oportunidad.”

La gente así casi siempre trata de lograr muchas cosas, pero trata de hacerlo por sí misma. Muy pocas personas alcanzan sus sueños trabajando solas. Estas personas deberían continuar soñando en grande, hacer un plan y , luego, encontrar al equipo que les ayudará a lograr todo lo que desean.

5.- QUIENES SUEÑAN EN GRANDE, ALCANZAN SUS SUEÑOS, ¡Y CREAN SUS SUEÑOS AUN MAYORES!

tipos de soñadores 5

Creo que casi a todos nos gustaría ser este tipo de personas. A mi sí. ¿Tu que opinas?

La gente grande tiene sueños grandes, y la gente pequeña tiene sueños pequeños. Si quieres cambiar quien eres, tienes que empezar por cambiar el tamaño de tus sueños.

Ser pobre es muy distinto a estar quebrado. Ser pobre es un estado mental. Puedes estar en quiebra, pero ser rico en ambición, en valor y en determinación. Soñar en grande no cuesta nada, y soñar inmensamente no cuesta ni un centavo más. No importa cuán quebrado estés, la única manera en que se llega a ser pobre es renunciando a los sueños.

Se trata de realizar un cambio en la forma de pensar, y de pasar del “no puedo” al “si puedo”; de estar a merced de las circunstancias a tomar el control de tu vida; de ser un esclavo a ser libre.

Entonces, ¿ya sabes qué tipo de soñador eres?

 

Este es un tema que lo podrás encontrar en el libro «El negocio del siglo 21″ de Robert Kiyosaki

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *